BOMBA ARTURO PRAT
Tercera Compañía - Fundada el 8 de Diciembre de 1912

CUARTEL Y MATERIAL MAYOR


         
     
         
     
         
     
         
     
         

 

HISTORIA


 

Fundada el 8 de Diciembre de 1912, su lema es “Abnegación y Disciplina” y lleva el nombre distintivo “Bomba Arturo Prat”, su especialidad primitiva fue de Salvadores y Guardias de Propiedades, posteriormente fue una Compañía Mixta y actualmente Agua y Rescate.

Entre sus fundadores se designó la primera Oficialidad conformada por: Director de Compañía: Don Samuel Trenova Capitán de Compañía: Don. Ulises Droguett Teniente Primero: Don Alán Rojas Teniente Segundo: Don Carlos Pardo Ayudante: Don Carlos Rubio Tesorero: Don Adrián Campos Secretario: Don Lidio Rojas. El historial bombero registra el sacrificio de cuatro mártires muertos en actos de ser vicios. Adrián Campos Mendoza (1914) Domingo Villalobos Espina (1945) Luis Salgado (1950) Eduardo Valdivia (1957). Fue una de las primeras Compañías que construyó su cuartel, ubicado en calle Bueras 338, con financiamiento y obra de mano de sus voluntarios.

 


NUESTRA OTRA HISTORIA


Rancagua. Esta tranquila población, de pronto es atacada por una tragedia sin precedente. En el año 1880, estalló el incendio el Molino San Pedro, ubicado en el sector sur de la ciudad y se consumen todas las reservas de trigo que se guardaba en esa época, siendo uno de los siniestros de importancia. Las autoridades y vecinos empezaron a ver como una imperiosa necesidad crear, al igual que en otras ciudades, una agrupación de bomberos voluntarios. Después de varias reuniones, el Gobernador de la época, don. Alejandro Morán Castellón, un distinguido ciudadano español que ejercía el cargo de Gobernador, citó a su despacho a un grupo de prominentes vecinos, dando vida el día 12 de Febrero del año 1882, a la Primera Compañía de Bomberos de Rancagua. El día 14 d Octubre del año 1894, se funda en Rancagua, una Segunda Compañía de Bomberos con la intención de unirse a la Primera y formar un Cuerpo de Bomberos en la ciudad, idea que fue muriendo y después de algún tiempo ésta nueva Compañía, deja de funcionar sin que se consigne fecha, pero, al parecer algunos de sus integrantes se incorporaran a la Primera
El gran incendio de la sociedad de Buques y Maderas, en el año 1907, deja de manifiesto la necesidad de contar con un mejor servicio bomberil en la ciudad. Es así que el día 01 de Agosto del año 1909, un grupo de entusiastas vecinos reunidos en el local del Club Social de Rancagua, dan vida a una nueva agrupación de bomberos, la que hoy es la Segunda Compañía, logrando el día 14 de Diciembre de ese año la Personería Jurídica, como Cuerpo de Bomberos, formado por la Segunda y Tercera Compañía, con los Sres. Guillermo Meissner y Fidel Cerda como Directores de las Unidades.

El nuevo Cuerpo de Bomberos, adquiere en Londres, una bomba a vapor marca Merryweather por un valor de 575 Libras Esterlinas y encarga a una talabartería de Valparaíso, 40 cascos para la Segunda y 20 para la Tercera. Durante tres años, ambas entidades funcionaron en forma paralela, lo cual creaba frecuentes roces entre bomberos, como lo acreditan publicaciones de prensa de la época. Fue así como en Diciembre del año 1912, el Alcalde de la ciudad de Rancagua, don. Honorio Arce, junto al Intendente Subrogante, reunió a los Directorios de ambas Asociaciones para dar vida al actual Cuerpo de Bomberos de Rancagua, al cual cada Cuerpo aportaría dos Compañías, creándose así las actuales Tercera y Cuarta.

Dato curioso que merece un comentario es las fechas de fundación de estas unidades, ya que la Cuarta considera el 7 de Enero del año 1912 como fundación y la Tercera es el día 8 de Diciembre del mismo año. Ante esto no se entiende como la Cuarta se habría fundado aún antes de la formación del Cuerpo, si consideramos que en el año 1909 ya existía una Tercera Compañía, que formaba parte junto a la Segunda del Cuerpo fundado ese año y de la cual formaba como fundador y voluntario, don. Honorio Arce (EL Alcalde), es probable suponer que esa Unidad formaría la Cuarta, lamentablemente se desconocen si existen actas de las reuniones y los acuerdos habidos entre las dos Asociaciones bomberiles para la distribución de los números correlativos de las Compañías, no podemos olvidar que en el incendio del mes de Enero del año 1928, que quema toda la historia desde la fundación la cual se encontraba en el cuartel Primera Compañía, donde funcionaban sus oficinas.

Extracto del acta de fundación

Convocada la Compañía, juntamente con la Primera Cía., y con el fin de elegir los oficiales generales del cuerpo para el año 1913, se abrió la sesión a las 2 P.M. con asistencia de los siguientes señores voluntarios: Sr. Samuel Trénova, Ulises Droguett, Benjamín Silva, Alan Rojas, Livio Rojas, Leoncio Sepúlveda, Juan Alvarado, Adrián Campos, Carlos Prado, Carlos Pino, Pedro N. Soto, Eusebio Guzmán, Maclovio Arellano, José D. Ahumada, y El Secretario señor Carlos Rubio. Y según Convenio habido con el Cuerpo de Bomberos de RANCAGUA, nuestra Cía. Que hasta hoy llevaba el número 2, se acordó que debería pasar a llamarse TERCERA COMPAÑÍA.

Se establece en Rancagua, la TERCERA CIA. DE BOMBEROS “BOMBA ARTURO PRAT”, siendo su lema “Abnegación y Disciplina”, y su material para el servicio de Salvadores y Guardias de Propiedades son: Hachas, Ganchos, Lonas, Salvavidas, Canastos; Diablos, Arpones y Cables. Artículo 2° La Compañía es esencialmente democrática, la inspira el más puro propósito de solidaridad social y su objeto es apagar los incendios de la ciudad y ayudar a sus habitantes en sus desgracias, ya sea por efecto de Cataclismo, epidemias, enfermedades, accidentes u otras calamidades que azotan a los pueblos.

 

 

Nuestros Cuarteles


La Tercera Compañía “Bomba Capitán de Fragata Arturo Prat Chacón” estaba ubicada en la calle Coronel Santiago Bueras Nº 338 desde 1921. El terreno (de 8 metros de frente por 20 de fondo) donde se velando el cuartel, fue donado por un bombero de la compañía llamado Julio Valenzuela Valenzuela, un joven comerciante, dueño del Molino Rancagua y otras propiedades en Rancagua. La donación fue realizada con el siguiente apéndice: En la escritura decía que si la Tercera Compañía se llegaba a disolver el terreno pasaba automáticamente al hospital regional de Rancagua. Este cuartel fue construido con el financiamiento y mano de obra de los voluntarios de la compañía, La inauguración de ese cuartel fue el 18 de Septiembre de 1955 y según documentación de la época el monto de la inversión fue de 6.000.000 pesos, Pero los años pasaron y el Cuartel Bueras, como se conoce, al igual como le sucedió a muchas de las construcciones del centro Histórico de nuestra ciudad se quedó atrás en su diseño y empezó a dificultar la vida de cuartel, además las angostas calles del centro, dificultan el transito rápido y expedito de los carros bomba a los servicios. Es por estas razón que nace la necesidad de construir un nuevo cuartel que reúna las condiciones necesarias para un buen pasar de los bomberos y prestar el un buen servicio a la comunidad.

A pesar de los innumerable comisiones y esfuerzo realizados por las administraciones anteriores y al igual que los años anteriores, el año 2010 los terceritos se ponen a trabajar para poder concretar esta obra de palabras mayores y este año con más ímpetu ya que se acercaba a pasos gigantesco el centenario. Y el espíritu de los terceritos era tener nueva casa para esta tan importante ocasión Pero el destino tenía dispuesto un hecho que marcaría a fuego la historia del cuartel y en consecuencia a la tercera compañía como fue el terremoto del 27 de febrero del 2010. Nuestro cuartel no soporto los embates de la naturaleza como lo había hecho en otras épocas. Colapsando la torre de la sirena y el tercer piso. Esto fue un gran golpe para todos los terceritos y especialmente a los antiguos cofrades, sobre todos los que con sus propias manos había levantaron el ya añoso cuartel.

Después en los siguientes meses del terreno la compañía, paso por un periodo de receso forzoso. Por la imposibilidad de ocupar el destruido cuartel, nuestros carros fueron aparcados en el cuartel general de cuerpo a la espera que hubiera una solución a la problemática de habitabilidad del cuartel, los voluntarios entonces emprendieron un trabajos de reparación en el cuartel con el fin que se pudiera volver a ocupar, pero esto lamentablemente no se pudo ya que los daños estructurales fueron muy grandes y en consecuencia se declaró el cuartel tercera no habitable, esto con el gran pesar de todos los hombres y mujeres que integran la tercera.

Pero este receso solo duro unos meses, ya que el 13 agosto se inauguró un nuevo cuartel llamado “Provisorio” pero en otra ubicación a unas 8 cuadras hacia el nor-poniente de la cuidad, en una de las avenidas de mayor convertibilidad de nuestra histórica cuidad y así se amplió y mejoro el radio de operación mejorando la capacidad de respuesta ante cualquier tipo de siniestro. La nueva dirección es Avenida Libertador Bernardo O’Higgins N° 1031. Este cuartel provisorio contaba con un galpón como sala de máquinas, 2 oficinas, una sala de sesiones, guardia nocturna y casa cuartelero. Eran un total 500 mts.² de construcción y la compañía entro en servicio a las 08:00 hrs. de lunes 16 de agosto del 2010, según orden del día número 25 del 2010. Este importante logro se dio gracias al apoyo económico del Cuerpo, que gestiono la compra del terreno, donde anteriormente funcionaba un taller mecánico. Y como había sido en épocas anteriores el trabajo de los sismos tercerinos convierto las instalaciones del antiguo taller en el nuevo cuartel provisorio.

Como dice el dicho “no hay mal que por bien no venga” pos terremoto donde un gran número de cuarteles de bomberos sufrieron daños estructurales, la presidencia de la república destino una importante cantidad de fondo para la reconstrucción de cuarteles, esto debido a una gestión propia de la Junta Nacional de Bomberos con la Presidencia, por lo cual esta ordeno al departamento de Arquitectura del MOP, que se encargara del diseño y reconstrucción. Una vez que se supo esta gran noticia para los bomberos de Chile, el directorio empezó las gestiones para que el cuartel de tercera compañía pudiera ser reconstruido, estas gestiones fueron encabezadas por el Superintendente, Don Marcelo Muñoz C. agracias a esto en unos meses ya se tenía el anteproyecto del nuevo cuartel y las obras de construcción seria de 12 meses y empezaron el noviembre del 2012.

La inversión fue cercana a los 400 millones de pesos, el nuevo cuartel consta una sala de máquinas con capacidad para tres unidades, baños y camarines para hombres como mujeres, cocina, salas de sesiones, dormitorios para la Guardia nocturna femenina como masculina y oficinas, además el cuartel está diseñado para que sea autosustentable en caso de algún fenómeno natural que nos pueda azotar en el futuro, por lo cual cuenta con equipos de generación de electricidad y de estanque de almacenamiento de agua potable, además de la inversión del gobierno central también está el aporte que realizo el cuerpo debido a la compra del terreno que es aproximadamente unos 200 millones de pesos que el Cuerpo de Bomberos, para los 2 mil metros cuadrados de terreno.
Sin duda el día 30 de enero del 2014 será muy especial para nuestra compañía y da comiendo a una nueva era. Ya que después de casi 4 años de esa fatídica madrugada del 27 de febrero del 2010, se pone en servicio el nuevo cuartel, que tantos años esperamos y que muchas generaciones de terceritos soñaron.

 

 

 

 

 

OFICIALIDAD


Director: Marco Caro Moya
Secretario: Mario Escudero Fernandez
Tesorero: Maximiliano Bozo Silva
Intendente: Felipe Miranda Solis 
Capitán: Nicolás Olea Alamos
Teniente 1ero.: Roberto Araya Rubio
Teniente 2do.: Marco Santibáñez Escudero
Teniente 3ro.: Carlos Ignacio Varas Sandoval
Ayudante: Victor Varas Arancibia
Oficial Maquinista: Iván López Valenzuela